• Categorías

  • Capacidad para testar. Análisis de sentencia

    Análisis de la sentencia 435/2015 del Tribunal Supremo.

     

    La sentencia trata de la impugnación de un testamento en base a la falta de capacidad legal por parte del testador.

     

    El testamento había sido otorgado mediante notario, que manifestó que el otorgante estaba capacitado legalmente para otorgar testamento. La impugnación se basó en que no se habían cumplido las solemnidades y formas impuestas por la ley.

     

    En Tribunal dijo que conforme al artículo 685 del Código Civil, el notario debe asegurarse de que el testador tiene capacidad legal necesaria para testar bastando su opinión o parecer sobre la capacidad legal del testador.

     

    Además, el Tribunal dice que lo importante es que prevalezca la voluntad realmente querida por el testador frente a la rigidez de las solemnidades y formas impuestas por seguridad jurídica para la eficacia de la declaración testamentaria. Es el principio que se conoce como "favor testamenti" o "favor contractus".

     

    Dado que tanto el notario aseguró que el testador tenía capacidad, como una serie de testigos que estuvieron con el testador en las fechas cercanas al otorgamiento y tambíen aseguraron que era capaz, el Tribunal Supremo concluyó no había prueba de que el testador no estuviera capacitado para testar, por lo que falló que el testamento era válido.

    Compartir en
  • Guía de herencias internacionales