• Categorías

  • Impugnación de una herencia por alcoholismo de la testadora

    Análisis jurisprudencial de la STS 685/2009 

    Desde Heredium abogados nos ha parecido muy interesante este caso en el que la causante instituyó herederos a sus nietos en la legítima estricta y en el tercio de libre disposición.

    Éstos son instituidos como herederos fiduciarios, siendo su tío el nombrado como fideicomisario para el caso de que los herederos no cumpliesen las condiciones impuestas.

     

    Nombra además a dicho tío heredero del resto de la estricta así como en el tercio de mejora.

     

    El tío, que no estaba casado ni tenía descendientes, otorgó dos testamentos.

     

    En el primero instituía a su madre como única heredera, y como sustituta a una de sus sobrinas, que no podría disponer de sus bienes en quince años. Nombraba albaceas, entre ellos el notario.

     

    El segundo era igual que el primero, salvo que cambia a herederos fiduciarios a sus dos sobrinos, en vez de uno sólo, y nombra fideicomisario a la Orden de las Hermanas de la Cruz.

     

    Muere antes que su madre, la causante en este caso.

     

    La causante (abuela), muere poco después que su hijo sin haber aceptado ni rechazado el testamento.

     

    Los nietos otorgaron un acta de notoriedad en la que se decidió que la legítima estricta correspondiente al hijo de la causante, premuerto a su madre, acreciera a los otros legitimarios, nietos de acuerdo con el artículo 982 CC , y se abriera la sucesión intestada en cuanto al tercio de mejora.

     

    Una nieta impugnó los testamentos de su abuela y su tío pidiendo que se declarase su nulidad por la falta de capacidad de la testadora y la falta de libertad dada la actividad captatoria de su hijo y por contener disposiciones a favor del notario autorizante,la nulidad de los dos últimos testamentos de su tío, por contener disposiciones favorables al propio notario autorizante y la nulidad de la declaración de herederos, de la aceptación de la herencia y de las operaciones particionales.


     

    La remoción del albacea y del contador partidor. Demandó a los albaceas, al coheredero, a las fideicomisarias Hermanas de la Cruz de Sevilla, declaradas en rebeldía, y a su abuelo, quien se allanó a la demanda. El coheredero demandadformuló reconvención, en la que ejercitó la interrogación en derecho y pidió que la demandante declarase si aceptaba o no la herencia de la causante (su abuela).


    El Juzgado de Primera Instancia de Sevilla desestimó la demanda y estimó la reconvención. Aplicó el artículo 1006 del Código Civil, según el cual tras aceptar la herencia de su abuela heredarían directamente de su tío en las mismas condiciones que lo hubiera hecho la madre de éste. Consideró que no se habían probado las causas de nulidad alegadas en relación al testamento de la causante, ni las causas de exclusión de los albaceas nombrados.

     

    Recurrió en apelación, reiterando la petición de que se declarase la nulidad del testamento de su abuela por falta de capacidad de la testadora y por la captación de su voluntad por su hijo. Se pidió la práctica de la prueba en segunda instancia, que fue acordada por la Sala. La Audiencia Provincial de Sevilla estimó en parte el recurso y desestimó la reconvención. La sentencia declaró la nulidad, por falta de voluntad, del testamento, por apreciar vicio en su consentimiento tanto por la falta de capacidad de la misma, recogido en el artículo 666 del Código Civil como por la influencia de su hijo en cuanto fue contrario a la voluntad de su madre.

     

    El alcoholismo de la causante, diagnosticado y testificado, con carácter de crónico y que le llevaba a veces, a alucinaciones, le impedía comprender la trascendencia, el alcance del acto que realizaba y que era contrario a su voluntad, expresada en su entorno y puesta de manifiesto al Tribunal, de su constante preocupación porque su nieta fuere su heredera, no siendo de recibo el régimen de alcance tutelar y limitativo de la capacidad de obrar de ésta, que se contiene en el testamento, y no se adecua al

    Compartir en
  • Guía de herencias internacionales