• Categorías

  • Prohibición de impugnar testamento

    Vamos a explicar la reciente sentencia del Tribunal Supremo del día 17 de Enero de 2014 en la que por fin se aclara la posibilidad de incluir la claúsula a los herederos de no impugnar judicialmente el testamento.

     

    A lo largo de los años, muchos testamentos han sido declarados nulos total o parcialmente por incluir en ellos claúsulas que no estaban permitidas por entender que iban en contra del ordenamiento.

     

    Estas claúsulas son las llamadas cautelas socini, que imponen un gravamen o una condición a los herederos. Si alguno de los herederos no cumple la condición será penalizado y verá como la cuantía de su herencia disminuye, siempre dejando como mínimo el mínimo que indica la ley, la legítima estricta.

     

    En esta sentencia, se estudia en caso de dos hermanas que demandan a sus hermanos al entender que han sido beneficiados en el reparto de la herencia de su difunto padre. A su vez, los hermanos piden que se cumpla una de estas claúsulas que está contenida en la herencia, que dice que se prohíbe que se inicie un proceso judicial para repartir la herencia, y solicitan al juez que reduzca la herencia de las hermanas denunciantes a la legítima estricta.

     

    El Juzgado de Primera Instancia no les dió la razón a los hermanos, por lo que recurrieron ante la Audiencia Provincial de Madrid que declaró que las hijas no habían cumplido con la claúsula puesta por su padre, por lo que únicamente les correspondía la legítima estricta. La Audiencia declaró que la claúsula puesta por el padre en la herencia era válida, puesto que la parte legítima de la herencia de las hijas  se sigue respetando.

     

    Las hijas recurren al Tribunal Supremo, que dice que la claúsula es válida, ya que pase a estar redactada de forma que parece una sanción, en realidad lo que hace es mejorar la parte legítima de la herencia a aquellos herederos que cumplan la voluntad del testador, en este caso no iniciar procedimiento judicial por el reparto de la herencia, y que la parte legítima de la herencia es respetada en todo caso.

     

    Además, dice el Tribunal, esta claúsula no prohíbe a los herederos iniciar procedimiento judicial en caso de que consideren que no han sido respetado sus derechos hereditarios, tanto en la parte legítima como en la mejora, ya que podrán acudir al juzgado cuando quieran, por lo que no contradice el Código Civil ya que no se produce indefensión.

     

    Esta sentencia es muy importante, ya que después de mucho tiempo por fin queda aclarado la validez de estas cautelas incluidas en los testamentos.

    Compartir en
  • Guía de herencias internacionales